Vacaciones en Sevilla por primera vez

Al fin y gracias a Dios estoy realizando el sueño de mi vida que es pasar unas vacaciones en Sevilla por primera vez y es que voy a tratar de disfrutarlas al máximo para que me queden grabadas en la memoria y así siempre recordarlas como algo inolvidable que tuve la oportunidad de disfrutar en la vida.

Me comentan los aldeanos con los que he conversado que estoy llegando a conocer este bello y hermoso pueblo justo en la fecha más indicada que es cuando se celebran las muy conocidas Ferias de Abril y que han sido declaradas Patrimonio Turístico Nacional pues ya tienen más de medio siglo celebrándose desde el año 1947 y que pese a los altibajos de las revueltas se han logrado mantener en el tiempo  y son junto a la Semana Santa o Semana Mayor las fiestas más importantes que se celebran en Sevilla.

Conociendo lo más hermoso de Sevilla

Lo más indicado por hacer luego del merecido descanso es salir a las calles y entremezclarse con la gente de a pie, gente que es muy dicharachera y simpática que si te dejas llevar te harán pasar horas de alegría disfrutando y conociendo lo más hermoso de Sevilla, con sus elegantes casas al estilo de la época granadina con sus valiosos y estampados mosaicos y porcelanas.

Por las tardes puedes observar a los coches tirados por hermosos caballos y lo muy pintoresco que es ver de cerca a los andaluces vestidos con sus mejores galas luciendo su traje corto y la bella sevillana montada en la grupa del potro dándose un paseíllo por las calles de la Feria que es considerado algo monumental.

Protégete del sol si vas a Sevilla por primera vez

Disfrutar de las pachangas de las Ferias de Sevilla es una sola gozadera pero protégete del sol porque si no vas a sufrir de lo lindo con las quemadas que te produjeron los candentes rayos solares y entonces de no haberte protegido sufrirás mucho por el ardor en la piel; bueno a lo mejor tú piensas que eso forma parte del folklore y si eso te hace feliz pues ni modo.

Bueno que ya has gozado bastante de esta experiencia, has caminado por las calles repletas de personas y te calaste una larga cola para comerte el “pescaito” tienes derecho a irte al hotel a reponer fuerzas para seguir con la juerga hasta el amanecer, porque así s que gozamos las fiestas todos gozando y todos bailando.

Visitando la Calle del Infierno en Sevilla

No es motivo de miedos o de angustias por el nombre tan singular y es visitando la Calle del Infierno donde mayormente vas a divertirte y a recordar cuando eras niño y tus padres a lo mejor no podían brindarte estas distracciones y eso es lo que vas a conseguir aquí porque es la zona donde se colocan todas las montañas rusas, las bailarinas mecánicas, los tío vivos, los trencitos y otras actividades para el deleite de chicos y no tan chicos también que remataran el día en los infaltables carritos chocones que hacen delirar de alegría a los presentes.

Noches de placer en Sevilla

Salir de farra es muy sabroso y se goza un mundo con las amistades que has logrado hacer desde que llegaste pero eso no implica que disfrutes algunas noches de placer al estilo sevillano, visitando tascas y restaurantes donde le darás rienda suelta al amigo Baco que es un ser que no puede faltar en ninguna celebración donde lo que reina es la alegría y el jolgorio.

Caminando por las diferentes calles es posible que te choques con estrellas internacionales que al igual que tú les gusta el bochinche y por eso se dejan caer por esas zonas donde lo que sobra es eso precisamente.

Con respecto a las casetas te podemos decir que es casi imposible acceder a una de ellas porque más que todo son privadas donde los pudientes de la ciudad se enconchan para disfrutar las ferias desde la tranquilidad de su espacio.

Se acabaron las vacaciones

Este es el día que uno quisiera que nunca llegara para poder seguir disfrutando de lo mucho que ofrece esta hermosísima ciudad, tan acogedora con sus gentes, con sus bares y tascas tan elegantes, con sus inolvidables noches de encanto, pero como se acabaron las vacaciones echaremos el resto esta tarde para planificar la próxima visita el año que viene si Dios nos lo permite y poder enfrascarnos nuevamente en la alegría que produce visitar esta famosísimas ferias sevillanas.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies