Sinagoga de Cordoba

Construida en el año 1315, la Sinagoga de Cordoba es la única de Andalucía de época medieval y una de las tres que aún quedan en España, forma parte del centro histórico de Córdoba. En 1885 fue declara Bien de Interés Cultural como monumento y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1994.

La Sinagoga de Cordoba se encuentra ubicada en el barrio de la Judería, en el casco histórico de la ciudad de Córdoba, específicamente en la calle De los Judíos la cual enlaza la Puerta de Almodóvar con la plaza de Maimónides. Es un edificio pequeño, el cual fue utilizado como templo hasta la definitiva expulsión de los judíos. Es fiel representante de la diversidad cultural de la ciudad y un ejemplo de convivencia entre las diversas civilizaciones que hicieron vida en Córdoba.

sinagoga 1

Historia de la Sinagoga de Cordoba

En tiempos del Papa Inocencio IV, los judíos residentes en Córdoba tomaron la decisión de construir una sinagoga. Los trabajos de construcción dieron origen a mucha controversia en la ciudad, ya que motivado a su suntuosidad y la cercanía a la Iglesia Mayor, el clero elevó su queja al obispo, lo que motivó que el papa Inocencio  IV erigiera una bula ordenando la paralización de la construcción.

Aunque en ese momento la construcción no se paralizó en ese momento, si fue demolida algunos años después, pero motivado a que se debían cubrir las necesidades espirituales de los judíos, se construyó una sinagoga de menor tamaño.

Ishap Moheb fue el constructor de la sinagoga en el año 1315, este año representa el año 5075 del calendario judío. Una vez que los judíos fueron expulsados en el año de 1492, las instalaciones de la sinagoga se transformaron en el hospital de hidrófobos de Santa Quiteria. Posteriormente en 1588 fue usada como ermita de San Crispín y San Cipriano quienes son los patronos del gremio de los zapateros. Finalmente, en el siglo XIX  la sinagoga pasó a ser usada como escuela para párvulos.

Su valor histórico fue descubierto en el año 1884, cuando en medio de unas reparaciones que le efectuaban al edificio, Don Rafael Romero Barros descubrió restos de escritura hebrea. Este hallazgo de las inscripciones fue estudiado a profundidad por Don Rafael y el Padre Mariano Párraga, descubriendo su valor artístico, lo que propicio su declaración como Monumento Nacional, en el año 1885.

Características del edificio

Aun cuando ha sufrido muchas modificaciones a través del tiempo, aún conserva en gran parte su estado original. El acceso a la sinagoga se realiza desde la calle Judíos atravesando un pequeño patio. Una vez adentro del edificio nos encontramos con un vestíbulo de planta rectangular, en cuyo lado oriental se alza una escalera pequeña, la cual nos lleva a la segunda planta donde encontramos la Tribuna de las Mujeres, lugar en donde ellas se situaban para asistir a la oración.

En el muro sur del lugar donde se encuentra la tribuna de las Mujeres, se abren tres ventanales bastante amplios, con sus ángulos decorados con yesería mudejar. Los marcos rectangulares de los tres vanos contienen leyendas hebraicas, en su mayoría fragmentos del Libro de los Proverbios y en las puertas se encuentran fragmentos del Salmo 122.

sinagoga 2

El muro oriental posee una cámara de 2,8 m de profundidad, su acceso es adintelado y en su interior se observan dos alacenas pequeñas en las cuales se guardaban los rollos sagrados de la ley y la Torá. Sus paredes están decoradas con motivos geométricos e inscripciones.

El muro mejor conservado es el muro Norte, cubierto por  yesería ricamente decorada, está coronado por cinco vanos de medio punto por donde entra la luz natural. En el muro Occidental, se encuentra un nicho pequeño donde se supone que estaría el púlpito del rabino. En este muro se pueden encontrar partes extensas del verso 4 del Cantar de los Cantares.

Cabe destacar, que los trabajos ornamentales en la Sinagoga de Cordoba muestran dos estilos bien diferenciados; en el área correspondiente a la tribuna de las mujeres,  se observan adornos con yeserías de rico y complicado diseño, que revela influencias granadinas en la obra. Las paredes restantes exhiben un reticulado de arquillos lobulados con una piña al centro, cuya estética se encuentra muy cercana al arte toledano.

Completan la decoración con oraciones extraídas del libro de los Salmos y de los Proverbios. Lamentablemente, la decoración en yeso, con motivos mudéjares, se ha perdido en unos dos metros de altura, dejando expuesto el ladrillo utilizado en su construcción. Durante el siglo XVIII se reemplazó el artesonado por una bóveda decorada con yeserías.

700 años de historia en la Sinagoga de Cordoba

Recientemente se realizaron trabajos de restauración con la finalidad de dejarla a punto para la conmemoración de sus 700 años, actividad que se realizará durante todo un año. Se comenta que muchos judíos que han visitado la Sinagoga, entran tranquilos como cualquier turista, pero salen llorando emocionados al vivir el recorrido de una forma muy particular. Es un lugar que lo sienten como propio e inclusive se buscan un rincón para orar en silencio. Para ellos, es una forma de reencontrarse con su historia que remueve los más profundos sentimientos de quienes profesan esa religión.

Considerado un pequeño santuario, la sinagoga es la depositaria de un tesoro que presenta su historia a quienes deciden visitarla. Un dato que corrobora esto, es que aún  se conserva la placa con la inscripción fundacional, la cual reza: “Santuario en miniatura y morada del testimonio que terminó Ishap Moheb, hijo del señor Efrein Wadowa el año setenta y cinco”.  El año de su construcción fue el 5075 del calendario judío, siendo el año 1315 de la era cristiana e indica cuál fue la familia que realizó el financiamiento de la construcción.

La Sinagoga es uno de los edificios más significativos y de importancia para el acervo histórico de la ciudad, y representa el segundo monumento histórico de importancia en Córdoba precedida por la Mezquita-Catedral. También representa un valor en el presente, porque es una espacio para atraer el turismo hebreo, especialmente en el año conmemorativo de los 700 de tan especial monumento.

Puedes planificar tu visita de martes a domingo en el horario comprendido entre 9:00 am y 3:30 pm. Los lunes permanece cerrado, también 1 y 6 de enero y el 25 de diciembre. Entre las visitas guiadas puedes escoger entre la visita por la Judería de Córdoba que comprende las tres culturas y la visita a la Córdoba Sefardí.

Autor: Yuraima Padrón

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies