Las ciudades más emblemáticas para visitar en España

En España hay muchas ciudades que te aconsejamos que conozcas para que te subyuguen, pero  las ciudades más emblemáticas para visitar en España, sin duda alguna son aquellas que cuando atrapan a un turista, no lo sueltan hasta que éste despierta de su sueño porque se le acabó el último día de vacaciones y tiene que regresar a su país, a no ser que decida tirar todo por la borda y quedarse en España para siempre como lo han hecho muchos.

Madrid que es su capital, es imperdonable que no la visites y por supuesto que ésta es una de las ciudades más emblemáticas de La Península Ibérica. Pero no podemos dejar de mencionar a Barcelona, la capital de Cataluña y sucursal de todos los cielos.

Si seguimos podemos mencionar a Sevilla, a Málaga, a Toledo, a Cádiz, a Galicia, a Segovia, a La Palma de Mallorca y muchas otras, corrijo, y todas las otras, hasta la última porque todas son emblemáticas y bellas. No hay lugar de España donde no te quedes embelesado.

Barcelona es una ciudad entre las ciudades

Claro, y no estamos exagerando al decirte que Barcelona es una ciudad entre las ciudades, nada más que con sus Ramblas, se te pasaron todas las vacaciones y no te pudiste escapar, cuando por fin dijiste “esta es la última noche, y mañana nos vamos a….” A ninguna parte tío, hoy mismo acabas de descubrir un sitio, al cual no habías visitado y tendrás que ir mañana.

Paseando por las Ramblas, encontrarás a una gitana que te promete descubrir tu futuro con las cartas del Tarot, te niegas rotundamente porque tu no crees en esas cosas, pero en eso te espeta algo que te paraliza y te preguntas ¿Cómo es que ésta condenada gitana sabe que soy huérfano desde niño? o ¿Será posible que alguien le haya dicho a esta mujerzuela que yo soy sobreviviente del cáncer? O ¿Cómo sabe ésta condenada mujer que yo estoy viudo y que ando buscando una pareja? De modo terminas permitiéndole que te lea las fulanas cartas y sales de allí más loco que una cabra a recomendársela a tus compañeros de viaje.

Pero no has podido salir de tu asombro cuando rodeado de orquestas ambulantes, intérpretes del violín, verdaderos  Carusos sin fama, que si Lucio Dalla los oyera, bajaría la cara de vergüenza  por no poder imitarlos, y toda sarta de verdaderos artistas no reconocidos, te topas con todo un señorón de estatua viviente, sentado en una poltrona de piernas cruzadas. Como es lógico te acercas para tocarla a ver si es de bronce, al menos eso parece porque estamos hablando de que es el mismísimo Tirano Aguirre, y ese ya murió hace unos seiscientos años.

Cuando le hundes tus dedos con toda tu fuerza al brazo del pobre “Aguirre”, te das cuenta de que se te hunden en su piel, por supuesto que tu madrecita estará volando por los cielos. Entonces ya seguro de que no es de bronce la estatua, decides hacerle reír, le dices un chiste al oído, fallas, no se inmuta y pruebas sacarle la lengua o hacerle una morisqueta, nada no se inmuta. Terminas diciéndole una palabrota para ver si se enoja, pero no se inmuta.

Continúas caminando por Las Ramblas cuando se te interpone alguien para soltar delante de ti una gran hoja de pergamino con un retrato que te hizo, mientras escuchabas atónito las canciones más bellas interpretadas por los mismísimos Beatles resucitados en Las Ramblas, pero ¿Qué es esto? Te preguntas, ¿En qué momento usted mi dibujó? Le dices un tanto  enojado por su atrevimiento y él te dice, no importa cuando, pero si no la quiere, no importa…Cuando ya está dispuesto a largarse con tu retrato, lo tomas por un brazo y le preguntas cuanto es…

Claro no ibas a permitir que tu retrato ande por ahí en manos de… quien sabe quién. Como no son, de repente viene el esposo de la gitana y por venganza le pone abajo “se busca por estafador” y lo pone por ahí en un negocio. Mira si seguimos caminando por Las Ramblas, entre una cerveza, un café, unas tapas y que se yo, ya se te paso el tiempo y debes regresar al hotel a descansar con tu retrato enrollado, y la cabeza dándote vueltas, y con ganas de volver al día siguiente para vengarte, cosa que no podrás hacer porque te vas a topar con cada nueva situación que te harán olvidar las anteriores.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies