Estos son los exquisitos platillos que no puedes perderte en tu visita a Alemania

La comida alemana es reconocida por su extensa diversidad de salchichas, ya sean, bien doradas, blandas o de un tono palidezco. Sin poder evitarlo son un abre boca en la gastronomía de este país.

Sin embargo, no es lo único que éste ofrece a sus residentes y a los que están por llegar. Si piensas en darle a tu paladar otra sazón y conoce la cocina alemana. En cada rincón existen platillos tradicionales de los cuales mencionaremos los usuales a la hora de servir la mesa.

Más que cervezas y salchichas:

Con carne de ternera preparas ricas bolas, con huevo y pimienta blanca, conocidas como Sossklopse, servidas con una salsa tipo Bechamel, con cereal o papas cocidas como agregados.

También te recomendamos probar, el Kieler Sprotten, o pescado ensartado en finas y largas brochetas, para ahumar con el toque único del sabor a leña.

La opción de un suculento Hasenpfeffer o liebre condimentada con laurel, tomillo, clavo, limón, pimienta y líquido rojo del mismo. Esta preparación quizá no suene apetitosa pero al estar cocido todo cambia.

El más sencillo pero sin perder el toque gustoso, es el Bratkartoffeln, hecho con ruedas de papás fritas, ligado con tocineta y cebolla.

Si pretendes encontrar algo más preparado, pide labskaus la mezcla de tocineta, carne de res, cebolla, tocineta, mezclado con pepinillo encurtido. De esta elaboración nace una hamburguesa sin una estructura predefinida y se coloca arriba de la misma, uno o dos posturas de gallina con vegetales.

Un distintivo tentempié que se consume en gran parte del continente europeo, es el Kartoffelsalat, basadas en patatas cocidas en agua, con su cubierta. Tiene diferentes acompañantes pero específicamente en Alemania, se une con vinagre y tocineta.

Otra comida muy usual que te puede interesar, es el Kohlroulade; un enrollado  de hojas de lechuga o col, con aderezos y carne.

Ordénale a tu mesonero, Schupfnudel; una composición de masa y huevo, de la cual sacamos pelotitas, que se extienden y se hierven. Posteriormente, se cocinan en abundante aceite o se saltean en mantequilla, destilando nata caliente en los mismos con carne.

Las predilectas de Alemania

Como se mencionó anteriormente la salchicha, es un componente elemental que no falla en las mesas de la Europa occidental. En este país se hallan  más de 1500 formas de prepararlas, en cada rincón tienen su especialidad.

Comúnmente el toque primordial lo proporciona la carne picada de cerdo, o de res. No obstante, se les añade otros ingredientes como carnes blancas, rojas, y demás especies.

Por ello, mencionamos los tipos más populares, las que quedan doradas (Bratwurst) y al vapor (Brühwurst).

  • Curriwurt: se digiere trozada y como acompañante una salsa de tomate y curry.
  • Bockwurst: se ajusta con cualquier carne y es de un tono marrón.
  • Frankfurter: del mismo color de la anterior, pero preparada para degustar al vapor.
  • Fleischwurt: hecha con carne de cerdo, se deja evaporar en agua y es de gran volumen.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies