10 razones para visitar Portugal

Portugal es un destino de viaje maravilloso. Al desembarcar, encontrarás un lugar rico en cultura, buena comida, excelentes vinos y anfitriones amables.

Y si aún no lo has visitado, a continuación te damos 11 buenas razones para ello:

1. Gastronomía

La gastronomía portuguesa va mucho más allá del bacalao y de los pasteles de Belém — pero no vamos a juzgar si quieres comer sólo eso, al llegar allí, ya que todo es muy sabroso. Buenos restaurantes y buenos manjares dulces no faltan, incluso en los lugares más baratos. Panes deliciosos, sopas y cocidos, muchos frutos del mar y, por supuesto, todo esto regado con buenos vinos (a los que dedicamos un tema exclusivo más abajo). Olvídate de la dieta, ya que, al viajar por Portugal, vas a comer mucho y bien.

2. Bajo costo en Europa

Quien ya conoce otros países más de moda en Europa se sorprenderá de los precios en Portugal. Tanto el alojamiento como la comida son mucho más baratos, lo que garantiza un viaje más económico, pero no menos impresionante. En varios lugares, por ejemplo, puedes encontrar comidas de menú completo (entrada, plato principal, postre y bebida), en promedio, 10 €.

3. Bueno para viajar en coche

Por ser un país pequeño, Portugal puede ser fácilmente explorado en coche. Además, está repleto de pequeñas ciudades increíbles y tiene grandes paisajes en el camino. En un viaje de solo 15 días es posible conocer bien el país, ya que algunos lugares no necesitan de un día entero de visita, y ese tipo de paseo termina siendo mucho más práctico en coche, pues te lleva a lugares que están fuera de las guías de viaje.

4. Bellos paisajes

Como dijimos en el tema anterior, a pesar de ser un país pequeño, Portugal es rico en paisajes variados, que van desde las montañas hasta el mar. Puedes ver la puesta de sol en la Torre de Belém, en Lisboa, disfrutar el paisaje verde de los viñedos a orillas del río Duero o en los campos de la región del Alentejo, y pasear por sus hermosas playas, como la playa de Falésia, llena de rocas que contrastan con el océano.

5. Museos de calidad

Como ya hemos dicho, Portugal es un país que sabe mantener muy bien su rica historia. En cada ciudad, además de edificios e iglesias monumentales, encontrarás excelentes museos, tanto de historia, como de arte, decoración e incluso uno dedicado al vino de Oporto. En Lisboa, por ejemplo, hay un Museo Naval que cuenta todo sobre las grandes navegaciones, mostrando, incluso, embarcaciones utilizadas por la familia real portuguesa. Mientras que en el Palacio de Queluz, a unos pocos kilómetros de la capital, se puede visitar la habitación en la que nació y murió el emperador Pedro I.

6. Gente acogedora

A pesar de ser un pueblo bastante serio, conocido por las lamentaciones del fado, los portugueses son famosos por atender bien a sus visitantes — ya que el turismo es la principal fuente de ingresos del país. Pero no es sólo en restaurantes, puntos de interés y hoteles que encontrarás personas receptivas. De forma general, los portugueses son amables y muy atentos.

7. Castillos y palacios hermosos

La arquitectura histórica portuguesa te dejará boquiabierto. Una visita a la ciudad de Sintra, cerca de Lisboa, puede mostrar diferentes partes de la historia de la región, trayendo ejemplos del Romanticismo del siglo XIX, con el Palacio Nacional de la Pena, de la dominación musulmana en la Península Ibérica entre los siglos VIII y IX, con el Castillo de los Moros, y también una mezcla de influencias medievales, góticas, manuelinas y renacentistas en el Palacio Nacional de Sintra. Y estas son sólo algunas muestras de todo lo que el país tiene para ofrecer.

8. Religiosidad y fe

Si eres católico o te interesan las diferentes religiones y sus monumentos, Portugal es un destino muy conveniente. La historia del país está directamente ligada a la historia del catolicismo y existe todo un itinerario de viaje que puede ser construido sobre este tema. Además de las grandes iglesias de Lisboa y Oporto, una visita a la ciudad de Fátima es obligatoria, donde se encuentra el Santuario de Fátima, que recibe millones de religiosos todos los años; ya que es el lugar en el que Nuestra Señora de Fátima hizo la primera de sus seis apariciones.

9. Clima templado

Las temperaturas extremas pueden ser una gran barrera a la hora de trazar tus itinerarios de viaje. A pesar de tener un verano más cálido, con temperaturas que pueden llegar a 30°C, las otras estaciones son de temperaturas más cálidas. El invierno no es riguroso, por lo que si tu única alternativa es viajar durante el invierno, no tienes nada de qué preocuparte.

10. Vinos

Los vinos portugueses merecen un tema exclusivo, ya que viajar por Portugal es una experiencia vinícola de mucha calidad. Además de los famosos vinos de Oporto, con su producción a lo largo del río Duero, tenemos el vino verde del norte del país y las grandes etiquetas de vinos tintos y blancos de diferentes regiones. Puedes planear un itinerario de viaje que priorice visitas a las bodegas de Vila Nova de Gaia, pasar por bodegas grandes y también familiares e incluso ver y participar en la cosecha de las uvas. Disfrutar de una buena comida con un buen vino portugués, con el sonido de los bellos fados, es una experiencia única e inolvidable.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies